Nidos de mousse de yogur griego con frutos rojos

La receta de hoy combina la pasta filo con el yogur griego, además haremos cantidad suficiente de mousse para tener unos vasitos reservados para el día siguiente.

Los orígenes del yogur griego no se conocen bien, se cree que llegó al Mediterráneo en la Edad Antigua gracias a los turcos, el consumo se extendió en Grecia y, modificando la forma de elaborarlo, crearon una variedad de yogur que es la que conocemos en la actualidad.
 
 

Por su parte la pasta filo (del griego phyllo, hoja) es una masa fina y crujiente, muy utilizada en todos los países del antiguo Imperio Otomano, cuyo origen se sitúa en la península de Anatolia en el siglo XI. Se dice que fue probablemente en las refinadas cocinas del Palacio de Topkapi, en Estambul, donde se estiró la masa hasta conseguir el grosor de una hoja de papel, que es su principal característica.
 
 

Es un postre con una preparación muy sencilla pero con un resultado precioso, delicado y muy vistoso, la mezcla de la mousse, densa y cremosa, con la acidez de los  frutos rojos, acompañada del crujiente de la pasta filo… ¡Os va a sorprender y encantar!

 
Receta nidos de mousse de yogur griego con frutos rojos (para 4 nidos y 4 vasitos de mousse):

Ingredientes:

·         4 hojas de pasta filo y mantequilla derretida para hacer los nidos de pasta filo (la receta la tenéis aquí)

·         Para la mousse:  125 gr de queso crema (tipo philadelphia), 60 gr de azúcar, 125 gr de nata para montar, dos yogures griegos azucarados

·         Mezcla de frutos rojos ( yo emplee moras, fresas y frambuesas)

Paso a paso:

1.       Lo primero es hacer la mousse, para ello mezclamos con la batidora de varillas el queso crema con el azúcar unos minutos

2.       A continuación, añadimos la nata y la montamos con todo el conjunto

3.       Una vez montada, añadimos los yogures y seguimos batiendo hasta que queden perfectamente incorporados, obtenemos una crema densa que guardaremos en el frigorífico mientras preparamos los nidos de pasta filo

4.       Seguimos los pasos de elaboración de los mismos y dejamos enfriar unos 15 minutos en una rejilla

Montaje:

1.       Simplemente rellenamos los nidos y decoramos con los frutos rojos. Ya están listos para servir

Nota: con la mousse que nos sobra, rellenamos 4 vasitos, los tapamos y dejamos enfriar y cuajar 4 horas en la nevera (de un día para otro se conservan bien). Cuando vayamos a servirlos los decoramos con un poco de mermelada (arándanos, frambuesas, moras). Tienen una textura mucho más densa que la de los nidos, un postre casero y fantástico.

¡¡Besos a tutiplén!!

36 comentarios

  1. Estas tacinhas ficaram tão encantadas…e a combinação dos ingredientes e perfeita!
    Muito pratica e bem deliciosa!!!!!!!!!! Olha vou roubar uma delicada tacinha pode ser?

    Fiquei muito mas muito feliz com a tua visita no meu cantinho. 🙂 Obrigada:

    Beijinhos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *